• Integer vitae nulla!

    Integer vitae nulla!

    El Salvador Jesucristo, malesuada in, facilisis et, adipiscing sit amet, risus. Sed egestas. Quisque mauris. Duis id ligula. Nunc quis tortor. In hendrerit, quam vitae mattis interdum, turpis augue viverra justo, sed semper sem lorem sed ligula. Curabitur id urna nec risus volutpat ultrices....

  • El Salvador Jesucristo

    Suspendisse neque tellus

    Suspendisse neque tellus, malesuada in, facilisis et, adipiscing sit amet, risus. Sed egestas. Quisque mauris. Duis id ligula. Nunc quis tortor. In hendrerit, quam vitae mattis interdum, turpis augue viverra justo, sed semper sem lorem sed ligula. Curabitur id urna nec risus volutpat ultrices....

  • Curabitur faucibus

    Curabitur faucibus

    Suspendisse neque tellus, malesuada in, facilisis et, adipiscing sit amet, risus. Sed egestas. Quisque mauris. Duis id ligula. Nunc quis tortor. In hendrerit, quam vitae mattis interdum, turpis augue viverra justo, sed semper sem lorem sed ligula. Curabitur id urna nec risus volutpat ultrices....

04 noviembre, 2005

¿Perdiste tu bendición patriarcal?

Cuando recibes tu bendición patriarcal debes guardar celosamente la transcripción que se te entrega; pese a ello, puede darse el caso de que la pierdas. En tales casos, como interesado puedes solicitarla al patriarca, siempre y cuando éste todavía tenga una, de lo contrario, puedes pedirla escribiendo a la siguiente dirección:

Church Historical Department
50 East Nort Temple Street, Salt Lake City, Utah 84150,
U.S.A

Esta dirección es el lugar en donde se archivan bajo un índice todas las bendiciones patriarcales, las cuales también están disponibles en microfilme para su preservación ilimitada. Las bendiciones están archivadas en orden cronológico y en numeración consecutiva bajo el nombre del patriarca que las dio y la fecha de otorgamiento.

19 comentarios:

yoselin dijo...
6:45 p. m.

kiero saber el numero del patriarca.. porfavor.. k se me perdio la mia y no tengo su numero para preguntarle si todabia tiene la mia.. a pasado un año exactamente desde k la resibi

Alex dijo...
7:50 p. m.

Yoselin, el número telefónico del patriarca Mario Corrales es el 221194. ¡Que tengas éxito en la busqueda de tu bendición patriarcal!

xclon dijo...
11:59 a. m.
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
6:56 a. m.

buenos dias o tardes:

mi razon de este mail es el siguiente sin que se sientan ofendidos ustedes saben que eso de la bendicion patriarcal y la preexistencia no es biblico cierto,ppor que si dios ya sabia que nosotros estariamos con el o tendriamos la oportunidad de servirle en esta tierra entonces para que envio a su hijo para sufrir en la cruz y derramar sangre por nosotros ,o para que tenemos libre albedrio,usted sabe que tenemos la opciod de decidir el camino correcto cierto,entonces donde queda la preexistencia.mi correo es jbc89_12@hotmail.com....bendiciones.

Estaca Costanera dijo...
11:57 a. m.

Estimado amigo JBC:

Sinceramente te agradezco por visitar el blog de la estaca Costanera y por compartir tu opinión la cual es muy valida y respetable.

Voy a tratar de responder lo mejor que pueda y a título personal tu comentario en cuanto a la validez bíblica de la bendición patriarcal, la preexistencia y el libre albedrío del que enseña La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

En primer lugar, el término “Bendiciones Patriarcales” se refiere a las bendiciones que dan los patriarcas o evangelistas ordenados a los miembros de la Iglesia. La bendición patriarcal es el consejo del Señor a la persona que la reciba y en ella se declara el linaje de ésta dentro de la casa de Israel.

Una de las ilustraciones más notables del ejercicio del llamamiento de patriarca es el relato bíblico de la bendición de Jacob a sus doce hijos:
"Y llamó Jacob a sus hijos, y dijo: Juntaos, y os declararé lo que os ha de acontecer en los días venideros.
Juntaos y oíd, hijos de Jacob, y escuchad a vuestro padre Israel." (Génesis 49:1-2)

Entonces siguen las bendiciones individuales dadas a sus doce hijos. El gran patriarca Isaac bendijo a sus hijos Jacob y Esaú. (Véase Génesis capítulo 27)

Pablo se refiere a Abraham como patriarca:
“Considerad, pues, cuán grande era este, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín.” (Hebreos 7:4)

También habló sobre el llamamiento del evangelista, pero no indicó los deberes de su oficio:
"Y él mismo constituyó a unos apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros." (Efesios 4:11)

Timoteo tuvo el nombramiento de evangelista:
“Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz tu obra de evangelista, cumple tu ministerio.” (2 Timoteo 4:5)

A pesar de estas referencias bien claras, así en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, las cuales indican que el Señor puso patriarcas o evangelistas en su Iglesia en épocas pasadas, nosotros no sabríamos cuál sería su función particular en el sacerdocio si no fuera por las revelaciones dadas al profeta José Smith al restablecer su Iglesia en esta dispensación.

¿Por qué han suprimido las iglesias este santo llamamiento del patriarca? Miles y decenas de miles de Santos del los Últimos Días han recibido consuelo e inspiración de las bendiciones que el Señor les promete por medio de sus patriarcas en esta dispensación. Y en lo que respecta al conocimiento de la vocación y ministerio de un patriarca, nosotros no la recibimos por el estudio de las escrituras, sino por las revelaciones del Señor a sus profetas en esta época en que vivimos.

En segundo lugar, los Santos de los Últimos Días tenemos una doctrina clara y precisa con relación a estas preguntas: ¿De donde venimos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Hacia donde vamos? En cuanto a la respuesta de la pregunta ¿De donde venimos?, y que tiene relación con nuestra creencia en la preexistencia de la familia humana, te explicaré que en los cielos se efectuó un concilio cuando el Padre Celestial convocó a sus hijos espirituales y les presentó un plan por el cual ellos vendrían a la tierra; en ella participarían de la vida terrenal y tendrían cuerpos físicos; pasarían por un estado probatorio de mortalidad y luego seguirían hacia una mayor exaltación mediante la resurrección que sería efectuada mediante la expiación de Jesucristo, su Hijo Unigénito . La idea de pasar por la mortalidad y de participar de todas las vicisitudes de la vida terrenal en la cual ganarían experiencia mediante el sufrimiento, el dolor, el pesar, la tentación y la aflicción –así como mediante los placeres de la vida en esta existencia terrenal- y luego, si demostraban fidelidad, pasar por la resurrección y seguir hacia la vida eterna en el reino de Dios y ser como Él (Véase 1 Juan 3:1-3), los llenó del espíritu de regocijo y ellos “gritaron de gozo” (Véase Job 38:1-7); pues no podrían obtener en ninguna otra forma la experiencia ni el conocimiento obtenibles en este estado mortal, así como un cuerpo físico que era esencial para su exaltación.

Ahora, consideremos a Cristo como el Creador de este mundo antes que naciera en la carne:
"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.
Este era en el principio con Dios.
Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella…
Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció…
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y verdad." (Juan 1:1-5, 9-10, 14)

Nos es difícil comprender que cuando el Unigénito del Padre tomó sobre sí un cuerpo de carne y huesos, a pesar del hecho de haber sido el Creador de este mundo, tuvo que aprender a andar y hablar como los otros niños que nacen ene este mundo. Indudablemente a esto se estaba refiriendo el apóstol Pablo cuando dijo:
"Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; más cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, jugaba como niño; más cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
Ahora vemos por espejo, oscuramente; más entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido." (1 Corintios 13:9-12)

Cuando nacemos en este mundo, no tenemos sino un vago recuerdo de nuestra vida preexistente. Mediante la inspiración del espíritu, “vemos por espejo, oscuramente” y “en parte conocemos”; pero al fin nos será restaurado nuestro conocimiento anterior, “cuando venga lo perfecto”, y entonces conoceremos como somos conocidos. En esto está comprendida la razón por qué el mundo no reconoció a nuestro Salvador cuando vino en la carne:
“En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció” (Juan 1:10)

Sin embargo, por fin será quitado el velo de tinieblas, o del olvido, que nos priva del recuerdo de nuestra preexistencia en el mundo espiritual antes de ser hecha esta tierra, así como de las amistades que allá tuvimos. Entonces veremos cómo somos vistos y conoceremos cómo somos conocidos y cómo fuimos conocidos antes de la vida terrenal. Así paso con Jesús mientras todavía estaba en la carne. A la edad de doce años estaba razonando con los doctores en el templo cuando José y María lo hallaron. (Véase Lucas 2:51-52)

Debemos recordar que antes de nacer en la carne, Jesús hizo este mundo. Si hubiese traído consigo el conocimiento y sabiduría que tenía entonces, habría sido imposible que creciera “en sabiduría”. No obstante, el Padre lo iba desarrollando al paso que aumentaba en edad, y le fue quitando el velo de tinieblas que le ocultaba el recuerdo de su vida en el mundo espiritual:
"Yo te he glorificado en la tierra: he acabado la obra que me diste que hiciese.
Ahora pues, Padre, glorifícame tú para contigo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese." (Juan 17:4-5)

Como galardón por su obra en este mundo, no buscó sino la gloria que había tenido con el Padre “antes que el mundo fuese”:
“Salí del Padre, y he venido al mundo; otra vez dejo el mundo, y voy al Padre.” (Juan 16:28)

¿Puede alguna cosa escribirse con mayor claridad? “Pues qué, si vieres al Hijo del Hombre subir adonde estaba primero” (Juan 6:62)

Habiéndosele restaurado este conocimiento, Jesús se acordó de haber visto “a Satanás caer del cielo como un rayo”. (Lucas10:18)

Por otra parte, las palabras del apóstol Pablo respeto de Faraón, quizás nos parezca que el rey no tuvo libre albedrío, sino que fue levantado para cierto objeto, y que ninguna oportunidad tuvo de escoger:
"Porque la escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.
De manera que de quién quiere, tiene misericordia, y al que quiere endurecer, endurece." (Romanos 9:17-18; véase también Éxodo 9:16)

Para entender estas palabras se debe tener presente la doctrina de la preexistencia, a saber, que los espíritus de todos los hombres vivieron con Dios en el mundo de los espíritus antes que nacieran en la carne, y que el Señor envió a algunos de los espíritus grande y nobles en determinadas épocas para llevar a cabo cierta obra. Para ilustrar esto, consideremos la vocación del profeta Jeremías:
Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo: "Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones." (Jeremías 1:4-5)

En igual manera el Señor conoció a Faraón antes que naciera, y conoció su carácter y sabía cómo se conduciría en determinadas circunstancia y situaciones. De ahí, que, como queda indicado en las Escrituras, el Señor lo levantó para el propósito particular de manifestar su poder en él. Sin embargo, esto no obligó a Faraón en ningún sentido a hacer las cosas que hizo, así como nadie obliga a una nación a hacer lo que hace. Faraón, tras mucha irresolución, decidió librar a los hijos de Israel (Véase Éxodo 10:3)

Así que el Señor escogió a Faraón y lo envió al mundo en esa época particular porque lo conocía y sabía cómo iba a reaccionar ante la situación en que se encontraría. No obstante, tuvo el derecho de ejercer su libre albedrío.

Ahora, en vista de que nuestro Salvador Jesucristo “…quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.” (1 Timoteo 2:3-4), no hay sino una razón por la cual no todos los hombre serán salvos, y es por tener ellos el derecho de escoger por sí mismos, pueden escoger lo malo en lugar de lo bueno. De manera que, no hay ningún grupo que haya sido predestinado para salvarse, porque si Dios “quiere que todos los hombres sean salvos”, ¿cómo puede haber un grupo predestinado?

En su epístola a los hebreos, Pablo aclara un poco más que la salvación es para todo el que obedece al Cristo (Véase en Hebreos 5:8-9)

De modo que si Cristo aprendió la obediencia por las cosas que padeció, así también todos los hombres deben obedecerlo si desean obtener la salvación eterna.

Es evidente que Pablo sabía que la “gracia” era para “todos los hombres”. Por consiguiente, no sólo unos pocos que han sido predestinados van a recibir según sus obras, sino todos (Véase en Romanos 5:18 y 2 Corintios 5:10). Pablo también nos informa, además, qué es “el justo juicio de Dios”, y dice que para Él “no hay acepción de personas” (Véase en Romanos 2:5-11).

Durante su ministerio, Jesús explicó claramente que su evangelio de salvación era para todos (Véase Lucas 15:3-10)

Amigo JBC, quisiera finalizar declarándote que por medio del estudio de las escrituras, de haber preguntado a Dios y del testimonio que he recibido del Espíritu Santo, es que yo sé con toda certeza que lo que te he escrito es verdadero. Sé que somos hijos de un amoroso Padre Celestial y que estuvimos con Él antes de nacer en esta tierra de probación. Sé que por esto Dios nos conoce personalmente, sabe como reaccionaremos antes ciertas circunstancias y es por causa de nuestra debilidad carnal es que envió a su amado Hijo Jesucristo para pagar por nuestros pecados, y por podemos quedar limpios si nos arrepentimos sinceramente de ellos.

Hay muchas otras cosas más que me hubiese gustado compartirte, pero considero que por el momento es suficiente. Si te llegaras a interesar por compartir más acerca de las enseñanzas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días puedes contactarte con sus misioneros o conmigo. Espero no haberte fallado en contestar tus preguntas y, además, espero haber ganado un nuevo amigo en Jesús el Cristo.

Atte.

Alex Vargas Muñoz
aricalex7@yahoo.com o alex_claudio2005@hotmail.com
Arica-Chile

Anónimo dijo...
12:54 a. m.

Hola!

Soy Lizeth, yo vivo en acapulco, la verdad estoy super triste hoy busque mi bendición patriarcal y no la encontre y ustedes saben el valor de ello y creo que han de comprender como me siento solo quisiera saber si es aplicable lo dicho de la recuperación de la bendición anque yo sea de acapulco, Guerrero, Mexico, plis respondanme. Y ustedes saben en cuanto tiempo aproximadamente puedo recuperarla si escribo a la dirección que dan.

Alex Vargas dijo...
4:24 p. m.

Hola Lizeth:

El nuevo "Manual de Instrucciones de la Iglesia 2006" dice lo siguiente en cuanto a tu pregunta:

Si la copia (de la bendición patriarcal) se pierde o es destruida, se puede obtener otra del patriarca, si aún conserva el original en su carpeta de bendiciones. Si el original ya se envió a las Oficinas Generles de la Iglesia, se puede obtener una copia de:

Patriarchal Blessings
50 East North Temple Street, Room 215E
Salt Lake City, UT 84150-3421

Teléfono: 1-801-240-3581

Al escribir solicitando tu copia deberás proporcionar tu nombre completo y tu fecha de nacimiento. Si es posible también se deberá incluir el nombre completo del patriarca y la fecha aproximada de la bendición.

En cuanto al tiempo en que demora este trámite, no lo sé. Pero te recomiendo que te pongas en contacto inmediatamnete con el patriarca de tu estaca y le expongas tu situación.

Una cosa más que me ha ayudado. Siempre es bueno fotocopiar la bendición patriarcal original y guardarla en un lugar seguro, y la copia usarla en todo lugar.

Saludos, desde Arica Chile.

Alex Vargas M.

Doris Adofacci dijo...
10:23 p. m.

Excelente explicación me ayudará muchisimo en la clase que daré para las MMJJ.
Es impresionante la cantidad de información que manejas, eso es porque debes ser una persona muy culta en el evangelio. Felicitaciones y muchas Bendiciones

Doris Adofacci G.
Barrio Cuatro Poniente
Estaca Olimpo
Santiago-Chile

Laura dijo...
6:32 p. m.

hola, estoy muy feliz porque en los proximos dias recibire mi bendicion patriarcal, el gozo es extraordinario, la compañia del Espiritu Santo ha sido importante y muy necesaria para vencer los obstaculos del enemigo

jitzeh soto espinoza dijo...
2:29 p. m.

hola yo soy jitzet solo quiero comparir que muy proximo pedire mi bendicion patriarcal estoy ansiosa no por lo que me pueda decir de mas adelante sino de resibir l bendicion del espiriti santo y que mi padre sepa que con su palabra e salido adelante grasias recuerden luchar por nuestra vida eterna asta luego

jitzeh soto espinoza dijo...
2:30 p. m.

hola yo soy jitzet solo quiero comparir que muy proximo pedire mi bendicion patriarcal estoy ansiosa no por lo que me pueda decir de mas adelante sino de resibir l bendicion del espiriti santo y que mi padre sepa que con su palabra e salido adelante grasias recuerden luchar por nuestra vida eterna asta luego

maria alejandra dijo...
8:21 p. m.

hola soy alejandra , he leido sus comentarios acerca de la bendicion patriarcal y q me estoy preparandome para recibirla , me gustaron lo que dijeron y eso me ayudo a seguir preparandome .....

Anónimo dijo...
11:05 a. m.

EXCELENTE EXPLICACION DE LA BENDICION PATRIARCAL QUE NO SOLO AYUDA A LOS JOVENES SINO A LOS ADULTOS TAMBIEN.
MI NOMBRE ES MIRNA Y PERTENEZCO AL BARRIO 3 DE CHICAGO ILLINOIS Y ES UN GUSTO ENORME SABER QUE EL EVANGELIO ES EL MISMO EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO Y QUE NOS PODEMOS LLAMAR HERMANOS EN CUALQUIER PARTE, CUIDENSE MUCHO Y QUE DIOS ME LOS BENDIGA A TODOS.

NOE dijo...
11:05 p. m.

SOU NOE RODARTE SALGADO ESTACA AGUASCALIENTES BARRIO JESUS MARIA,SOY EXMISIONERO RECIBI MI BENDICION PATRIARCAL HICE MI MISION EN MEXICO ESTE.NO RECUERDO EL NOMBRE DE MI PARTRIARCA QUE ME LA DIO,FUE EN LA ESTACA AZTECA BARRIO MAYAS.LA PERDI MI BENDICION Y NO E PODIDO RECUPERARLA SI ALGUIEN PUEDE AYUDARME SE QUE EL SEÑOR LE VA A BENDECIR,LA NECESITO PUES ES DE GRAN VALOR PARA MI.MI CORREO ES jc.noerodarte@hotmail.com
GRACIAS.DIOS LES BENDIGA.

Anónimo dijo...
12:42 p. m.

hola que tal, poes ahora en la nueva pagina de new.lds.org puedes pedir tu copia de la bendicion patriarcal solo te piden obviamente tener cuanta lds, despoes confirmar tu cuenta alguna informacion relevante obvio nombre i asi, y te mandan tu bendicion i la puedes checar cada vez que entres a tu cuenta en dicha pagina! esta bien suavee!

dayana dijo...
5:19 p. m.

por que se dan las bendiciones patriarcales y quien puede darla

Estaca Costanera, Arica - Chile 2011 dijo...
1:06 p. m.

Estimada Dayana te invitamos a vistar esta seccion de la pagina oficial de la iglesia

http://lds.org/study/topics/patriarchal-blessings?lang=spa

encontraras respuestas certeras respecto a las bendiciones patriarcales

Anónimo dijo...
12:42 p. m.

Hola soy Deysi G. me siento muy bendecida, que la Iglesia de los santos de los ultimos dias, realicen la bendicion patriarcal. estoy a pocos dias de poder recibir esa bendicion de mi padre celestial porque estoy plenamente segura que todo lo que por medio de la boca de su hijo el patriarca de la iglesia, sera inspirado y sera la voz de Dios hablandome. asi que creo en el don de la profesia y la respeto porque se que si cumplo con todos los mandamientos que mi padre celestial quiere que yo haga. el cumplira todas las bendiciones y los deseos de mi corazon conforme a su voluntad. estoy realmente muy agradecida y mis lagrimas no cesan al poder recibir las palabras de mi creador. porque yo se que el vive y que el es Dios el de ayer , hoy y siempre. amen.

Anónimo dijo...
5:30 a. m.

Se puede solicitar acá:
https://apps.lds.org/pbrequest/security/login.jsf